sábado, 20 de junio de 2015

, , ,

Aprovechando bien el tiempo

Alfonso Osorio



“El promedio actual de vida es 25,550 días. Ese es el tiempo que vivirás, si eres una persona típica”.  ¿No te parece que es muy poco tiempo como para desperdiciarlo?
El día de hoy tuve el privilegio de ministrar en el entierro de una de nuestras amadas hermanas en Cristo y en momentos así no podemos evitar meditar y de hecho debemos hacerlo, en lo corta que es la vida y en el como estamos viviendola. ¿La estamos aprovechando?


1. Siendo sabios y no necios.
La diferencia consiste en cómo inviertes tu tiempo.
El tiempo es un arma de doble filo: si se aprovecha se obtienen grandes beneficios. Si se malgasta, nunca se recuperará.
El día de ayer ya no existe, el día de mañana aún no ha llegado, el tiempo no aprovechado es tiempo perdido. Podemos ahorrarlo, perderlo, gastarlo, o desperdiciarlo, incluso, podemos matarlo. Ez.16:49
El tiempo es más valioso que el dinero, es un recurso irrecuperable, y neciamente le damos más valor al dinero que al tiempo.
¿Qué es más valioso para ti, 10 mil pesos o 10 mil horas?
Si estuvieras a punto de morir ¿cuál preferirías tu? Esos momentos hacen que veamos claramente que es más valioso.
Si tuviésemos esto en mente viviríamos sabiamente e inteligentemente.

2. ¿Cómo lo aprovechamos bien?
A) VALORANDOLO. Sólo mientras estemos en este cuerpo podemos... 
Ec.9:10
Asegurar nuestra entrada al cielo
Predicar el Evangelio (familia, amigos)
Dejar legado a los que amamos, enseñarles el camino y la Palabra.
Hacer riquezas para la eternidad
Hacer la voluntad de Dios. Jn.9:4; 4:34

B) Comprendiendo que la vida es corta, Stg.4:14 nuestra vida es como una neblina que se esfuma, es tan fugaz que sin darnos cuenta vuela. ¿Te ha pasado que ves una foto de hace unos años y piensas que parece que fue ayer cuando la tomaste? ¿Que tanto aprovechaste de un año para acá? ¿Tu vida ha cambiado y mejorado drásticamente en un año o sigue igual? Un año o mas que se fue y seguimos exactamente en el mismo lugar o un año sin haber aprendido nada nuevo.

C) Sujetando nuestro trabajo a la voluntad eterna de Dios, porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas, 2Cor.4:18; Jn.6:27.

D) Entendiendo que tienes un propósito aquí y ahora. No vivimos por vivir, tenemos que descubrir cual es el propósito de tu vida y realizarlo. Si no sabemos cual es nuestro propósito no estamos avanzando en nuestra carrera espiritual.

CONCLUSIÓN:
1- Seremos juzgados según el aprovechamiento que le dimos a nuestro tiempo, 2Cor.5:10.
2- Nuestra vida es muy corta, vivámosla con intensidad y sabiduría.
Share:  

0 comentarios:

Publicar un comentario