jueves, 25 de junio de 2015

, , , ,

Siente los Salmos.

Alfonso Osorio


Los Libros poéticos son muy especiales, son la expresión del alma del autor. Comencemos diciendo que el autor es Dios mismo, El inspiró la Palabra, por tanto primero surgió en la boca de Dios, la palabra "creador" se origina del vocablo "poites" que quiere decir "poeta" Dios es un poeta, basta ver toda su creación y nos daremos cuenta de esta realidad.

El es un artista, pinta en el lienzo del cielo todos los colores y formas jamás vistos, y sus obras de arte nunca se repiten "el firmamento anuncia la obra de tus manos", los paisajes mas bellos son obra de El, la maravillas inmensas vistas en las estrellas y galaxias son su expresión artistica al igual que las microscopicas. Dios es un poeta.

Fuimos creados a su imagen y semejanza por ello nosotros tambien somos poéticos. Los autores que Dios inspiró para escribir los libros poéticos y los Salmos con ellos, eran hombres tal y como nosotros con emociones, con alegrias y tristezas, con gozo y enojo, con victorias y derrotas, y al escribir ellos mismos colocaron su personalidad y emotividad en cada palabra escrita.

Los autores de los salmos escribieron en medio de circunstancias que hacian aflorar sus emociones, aun las negativas como enojo, desesperacion, etc. Pero la diferencia es que los Salmos nos enseñan a canalizar correctamente nuestras emociones hacia Dios, no es pecado enojarse pero los salmos te enseñaran a canalizar correctamente ese enojo, esa frustración, esa desesperación.
El problema del ser humano es dejarse llevar por las emociones llevandonos a pecar, pero la Palabra nos enseña a llevar nuestras emociones a Dios. Los salmos estan llenos de expresiones emocionales y al leerlos debemos sentir lo que ellos sentían, nunca leas un salmo sin tratar de encontrar las emociones contenidas, seguramente te identificaras con muchos de ellos en la situación que ahora vives. 
A veces leemos como "periquitos" solo repasamos las lineas y leemos friamente pero si logramos conectar nuestro corazón con el autor, nuestra forma de leer cambiará totalmente y con ello nuestra vida.

Por ejemplo: ¿cuantas veces has leido las lineas de este salmo 9:1-3?
"Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón;
Contaré todas tus maravillas.
Me alegraré y me regocijaré en ti;
Cantaré a tu nombre, oh Altísimo."

¿Sabias que este Salmo fue escrito para cantarse en la muerte de un hijo?, cuando leemos parece que el autor esta en medio de circunstancias de gozo pero al contrario, está enterrando a su propio hijo. Sus emociones, su dolor su trsteza esta canalizandola a una Gratitud y reconocimiento de las bondades de su fiel Dios.

Asi mismo nosotros somos ayudados a llevar nuestras emociones a Dios en medios de calquier circunstancia. No existe emocion o circunstancia que los Salmos no contengan, no existe emocion que en ellos no este, después de todo "El Predicador" dijo: "no existe nada nuevo debajo del sol, todo lo que es ya fue y todo lo que será"

Leeamos los salmos sintiendolos.

Share:  

0 comentarios:

Publicar un comentario