miércoles, 19 de agosto de 2015

, , ,

Ensancha el sitio de tu tienda



Alfonso Osorio




"Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas"Isa.54:2-3

Esta palabra ha sido repetitiva en la vida de la iglesia, se nos ha anunciado muchas veces y estamos en tiempos en los que Dios nos vuelve a recordar este pasaje. ¿Que implica ensancharnos?

Ensanchar es expandir los límites en tu vida, es poner o bien fijar nuevos límites. Notemos que somos nosotros los que fijamos esos límites, implica que debemos estar dispuestos a ir a más, implica disposición, planeación y acción.

Somos personas de hábitos y todos queremos mantenernos como estamos acostumbrados, ya tenemos nuestra rutina, nuestros horarios, por eso todos tenemos la tendencia a resistirnos a los cambios y más aún a ser "estirados o alargados". Hemos conseguido comodidad, y una rutina y "rutas" o maneras de vivir la vida. 
Pero esas "rutas" definen la forma en que vivimos y las metas que alcanzamos.

Dos cazadores consiguieron un piloto para volar al extremo norte USA y cazar alces. Ellos tuvieron bastante éxito y lograron cazar 6 alces. El piloto regresó, como estaba previsto, a recogerlos.
Empezaron a cargar su equipo en el avión, incluyendo los seis alces. Pero el piloto se opuso y dijo, "El avión sólo puede llevar cuatro de sus alces, tendrán que dejar dos"
Discutieron con el piloto argumentando que el año pasado igualmente habían cazado seis alces y el piloto les había permitido llevar todos a bordo. El avión era del mismo modelo y capacidad. Así que de mala gana, el piloto finalmente accedió a poner los seis a bordo. 
El pequeño avión intentó despegar pero no pudo hacerlo y se estrelló en un paraje. Lograron salir a rastras de los restos del avión, y un cazador le dijo al otro: "¿Sabes dónde estamos?", "Creo que sí", respondió el otro cazador. "Estamos casi en el mismo lugar donde nos estrellamos el año pasado."

"Hacer la misma cosa una y otra vez y esperar un resultado diferente se llama locura"

Si hacemos lo que siempre hemos hecho, tenemos los mismos resultados, y si lo aplicamos a lo espiritual, significa una monotonía espiritual la que a su vez lleva a una esterilidad. Cuando caemos en esas rutinas, nuestras vidas ya no tienen la misma fertilidad y pasión para Dios.

En Isaías 54:2 El pueblo de Israel experimentaban una esterilidad espiritual. La gente estaba sedienta de que Dios hiciera algo nuevo en su vida. Estaban cansados ​​de las mismas situaciones. Eran personas que honestamente buscaban a Dios para alimentar sus almas. ¿Te has sentido así? ¿Alguna vez has estado tan sediento de Dios pero tu vida tiene las mismas cosas viejas que tenía hace un año o más?
Te daré la primer y más importante CLAVE de la vida cristiana: y es IR cuando Dios te pide que VAYAS y ESPERAR cuando te pide que lo hagas. Por ello hoy Dios nos habla en Isaías 54:2-3


1. AMPLIA TU CAPACIDAD PARA DIOS

Dios quiere hacer una obra más grande en tu vida de lo que hoy vives. Dios tiene un propósito más grande. Pero para que esto ocurra debemos ampliar nuestra capacidad. ¿Cómo? debemos hacernos espacio para crecer.

"E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo:¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió" 1Cro.4:10 

Jabes invocó al Dios de Israel! "¡Oh, si me dieras bendición, y ampliar mi territorio ... Y Dios le concedió su petición." Esta es la oración de Jabes, "Bendíceme y amplía mi territorio."
No es malo pedirle a Dios que te bendiga. De hecho, yo diría que debe ser nuestra oración. Pero la oración de Jabes expresa que DESEABA SER UTILIZADO EN SU CAPACIDAD MAXIMA. Su oración no era egoísta, sino que le pidió a Dios ampliar su área de influencia.

Dios quiere ampliar nuestra influencia para sus propósitos. La medida de nuestra vida no es lo que recibimos, sino lo que hacemos por otros. Piénsalo bien!! Aquí esta un principio tremendo en la vida: vivimos para dar.

Ahora bien, no se trata de nuestra capacidad. Se trata del Espíritu que habita en vosotros. Toda la plenitud de Dios que Dios quiere desatarse través de nuestra vida. No es nuestra habilidad, es nuestra capacidad de expansión.
Dios necesita tiendas expandibles. Dios usa tiendas elásticas que son capaces de crecer con lo que Dios está haciendo.

¿Qué es más grande, una botella de agua o un globo? La botella de agua es mayor. ¿Cuál va a tener más capacidad? El globo. Ahora ¿cuál es el problema con la botella de agua? SE LIMITA No se puede ampliar. No es elástico. Esto no se trata de nuestro tamaño, se trata de nuestra capacidad para estirarnos a lo que Dios quiere que hagamos.

Es por eso que Jesús dijo que no se puede poner vino nuevo en odres viejos. Odres viejos se secan y pierden su elasticidad, su capacidad para estirarse, crecer, cambiar y ampliar su capacidad. Para ampliar nuestra influencia; debemos ampliar nuestra capacidad.
Tenemos que ampliar nuestra capacidad. La fe es una acción concreta. No es la celebración de una creencia en la cabeza. Se trata de una acción concreta que nos obliga a ampliar nuestra capacidad de lo que Dios quiere que hagamos.


2. ESTIRA TU COMPROMISO 

El estirarse causa dolor.
Al estirar cierto conjunto de músculos habrá dolor. Así mismo estirarnos o alargarnos a lo que Dios nos pide, va a producir un poco de dolor. 
Estirarnos es expandir los limites de tu tienda, tu vida, es poner o fijar nuevos limites, 

Nosotros somos los que fijamos esos limites, y esto implica estar dispuestos a ir a mas, quitar y poner, implica disposición, planeación y acción. 

Una manera de estirar nuestro compromiso es aumentar nuestra relación con Dios, mayor oración, más búsqueda de El. 

¿No es verdad que siempre podemos expandirnos más?, SIEMPRE PODEMOS ESTIRARNOS. Muchas veces pensamos no poder más o dar más, pero una vez que lo hacemos nos acostumbramos al nuevo límite y siempre habra uno mas allá.

Otra manera de estirarse es que se involucre en algún tipo de servicio, si no lo ha hecho aún. Si usted no sabe por dónde empezar, hable con uno de nuestros líderes y seguro le orientarán.  Alguna vez coloqué a una persona en un servicio que la verdad no crei que realizara muy bien, pero resultó ser la mejor persona para esa área, hasta que pruebas te das cuenta tu verdadera capacidad y puedes siempre llevarla a un nuevo nivel.

Permite que Dios te incomode, Esos dolores de crecimiento van a disminuir y tu compromiso será mayor y se habrán alargado tus capacidades. 

Es tiempo de crecer, ensancharnos, ampliar los límites, No TE LIMITES, vamos a más, Dios quiere ensancharnos.

Pudieras comentar aquí abajo, tus opiniones son muy importantes para nosotros.


Share:  

0 comentarios:

Publicar un comentario