miércoles, 21 de octubre de 2015

, , ,

El lado positivo de la soledad

Alfonso Osorio



"Procura venir pronto a verme, porque Demas me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica. Crescente fue a Galacia, y Tito a Dalmacia. Sólo Lucas está conmigo. Toma a Marcos y tráele contigo, porque me es útil para el ministerio. A Tíquico lo envié a Efeso. Trae, cuando vengas, el capote que dejé en Troas en casa de Carpo, y los libros, mayormente los pergaminos. Alejandro el calderero me ha causado muchos males; el Señor le pague conforme a sus hechos. Guárdate tú también de él, pues en gran manera se ha opuesto a nuestras palabras. En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta. Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas, para que por mí fuese cumplida la predicación, y que todos los gentiles oyesen. Así fui librado de la boca del león. "(2 Ti 4.9–18).


Las Escrituras muestran muchas razones por las que los individuos pueden sentirse solos y aislados.
La soledad es uno de los sentimientos más desalentadoras que una persona puede experimentar. 

Varios estudios recientes sugieren que las personas, especialmente adolescentes solitarios-sutilmente llegan a través de sus redes sociales, buscando desesperadamente a alguien que se preocupe por ellos. 

¿Es posible que el  apóstol Pablo, que siempre estaba con el Señor y el Señor estaba con él, se sintiera solo? No cabe duda que el Señor está siempre al lado de los suyos, pero aun los mejores líderes pueden experimentar un profundo sentido de soledad en el ministerio. 

El líder cristiano de hoy no es diferente de Pablo en su vulnerabilidad a la soledad. La necesidad de amor, comprensión, compañerismo y aliento espiritual es la misma. 

1. Primer lugar Tu sabes que No estas solo. Mt.28:19-20  2Tim.4:9-22  Isa.43:2 

"Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti." (Is 43.2–3)

2. Jesucristo mismo experimentó soledad Mt 4:1–2, Mt 14:23; Jn.16:32

"He aquí la hora viene, y ha venido ya, en que seréis esparcidos cada uno por su lado, y me dejaréis solo; mas no estoy solo, porque el Padre está conmigo." (Jn 16.32)

3. Aspectos positivos de la soledad. Dios cambia lo malo en bendición, es una verdad que no es el plan de Dios que estés solo(a), pero aún en esas circunstancias podemos enfrentarlas de tal manera que resulte en bendición para nuestras vidas. ¿Cómo? Quiero darte 4 maneras en que podemos lidiar con esta experiencia y volverla con la ayuda de Dios en nuestra bendición.
  • La soledad provee una oportunidad de comunión con Dios Mt 6:6  Éx 3:1–2; 3 Mt 26:39; Mr 1:35; 6:45–46; Ap 1:9. Esos momentos de soledad son ideales para correr a la Presencia de Dios, para buscar desesperadamente aferrarse al manto del Señor. El es tu Padre y desea estar contigo, aprovecha esos momentos buscando más y más de Dios. El nunca de defraudará.
"En seguida hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a Betsaida, en la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar" (Mr 6.45–46)
  • Es el tiempo para Involucrarse en guerra espiritual Gn 32:24, Cuando la soledad abraza nuestras vidas es la oportunidad de involucrarse en una guerra espiritual intensa, pelar por las bendiciones, declarar las promesas, arrebatar lo que el enemigo quiere robar. Jacob se enfrentaría a un mañana incierto, su pasado le esperaba para destruirle, pero ocupo ese tiempo en soledad luchando por la bendición de Dios.
"Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba. Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices." (Gn 32.24–26)
  • Utiliza la soledad como reposo de la agitación de la vida cotidiana y descanso a tu alma.  Mr 6:31–32  Mt 11:28. Este puede ser un tiempo ideal para correr al regazo de tu padre, para aferrarte a su abrazo y descansar en su amor y su consuelo. Si alguien te entiende y ama es Dios, tu padre.
"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas" (Mt 11.28–29)
  • La soledad es muchas veces una alerta o algo que te impulsa a darte cuenta que nos hace falta desarrollar relaciones de amistad con aquellas personas a las que servimos y con quienes servimos juntos en el reino. Eclesiastés 4:9-12 , Incluso el Señor Jesús aunque le rodeaban multitudes, en los tiempos de soledad y angustia tomó a tres de sus amigos, Pedro, Jacobo y Juan. Mr.14:32-34    
"Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo? Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto." (Ec 4.9–12) 


SOLOS NO PODEMOS, DEBEMOS BUSCAR AMISTAD Y AYUDA DE OTROS, estamos diseñados para desarrollarnos como parte de un Cuerpo, de una familia. Debemos entender que no es bueno que estemos solos y que solos tampoco podemos.
Share:  

0 comentarios:

Publicar un comentario